Verano ya está aquí y todos empezamos a tener prisa por bajar esos quilos de más. Pues siento decirte que vas un poco tarde para la famosa operación Bikini. Aún así, ¿por qué no dejar de ponernos estos objetivos a corto plazo, objetivos para fechas señaladas y pensar a largo plazo? Invertir en salud y empezar a crear hábitos de vida saludables.

 

Hay un estudio que relaciona directamente el número de veces que una persona realiza una “Dieta” y los quilos que se cogen de más. En pocas palabras, cada vez que hagas una dieta milagrosa y pierdas peso, cogerás mas peso cuando la dejes.

Así que, si tu objetivo es perder esos quilos que te sobran, pero sin hacer una “Dieta”, te recomiendo que sigas estas pautas:

  1. Establece un ligero déficit calórico, alrededor de un 15% de tu gasto calórico diario. Si aumentas demasiado dicho déficit vas a perder demasiada masa muscular y el peligro de rebotar es alto. Por eso las dietas radicales nunca son buena opción.
  2. ¡Entrena fuerza y fuerte! Olvídate del mito poco peso y muchas repeticiones para definir! Hay que estimular el músculo ya que si tu cuerpo detecta que no lo necesita, ante un déficit calórico, lo primero que perderás es masa muscular ( al cuerpo realmente no le aporta nada más que un gasto energético innecesario, la grasa en cambio es una reserva para tu cuerpo.
  3. Aumenta tu NEAT, tu actividad diaria. Camina, sube escaleras, mantente activo…
  4. Utiliza el ejercicio cardiovascular como una herramienta más para aumentar tu gasto energético, pero no como herramienta principal.
  5. No tengas miedo a los carbohidratos ni por la mañana ni por la noche, tu cuerpo no sabe de horarios.

Una distribución de macros muy generales sería:

– 1,8 gr x kg de proteína
– 1 gr x kg de grasa
– Carbohidratos Kcal restantes.

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Puedo ayudarte?